Posted on: 23/04/2020 Posted by: Dimension Misterio Comments: 0
tablero ouija

Sólo con oír su nombre, tu piel se eriza. Un nombre que provoca terror y rechazo en muchos, pero interés y morbo en otros. Te hablamos de la Ouija, ¿un juego maldito o pura sugestión?

¿Es posible que un simple tablero con letras y números pueda abrirnos una puerta a otra dimensión? ¿Puede comunicarnos con aquellas almas, no siempre buenas, que habitan el más allá? ¿Tanto poder tiene la sugestión para llevarnos a mover objetos sin ser conscientes? Seguro que habrás adivinado que estamos hablando de la Ouija, un juego morboso para muchos y una experiencia que otros se niegan a vivir.

Origen e historia de la Ouija

Quizá recuerdes la escena de la terrorífica película «El Exorcista» en la que Regan cuenta a su madre que había estado jugando con la Ouija y como su madre le daba total normalidad. Igual te sorprende, después de todas las historias que seguro has oído sobre los peligros de la Ouija. Pero ésto tiene una explicación que seguro te sorprenderá.

Tal y como te contamos en nuestro programa sobre la Ouija, el tablero comenzó a comercializarse a gran escala en 1966 de la mano de Parker Brothers. Su éxito fue tal que un buen número de niños tenían un tablero Ouija en su casa, llegando a ser un regalo bastante popular. Pero el tablero ya estaba patentado mucho antes, más concretamente desde mayo de 1880, cuando se declaró a Elijah Jefferson Bond como su inventor y a Theresa Maupin y Charles W. Kennard como titulares.

Charles Kennard fue quien comenzó a comercializar la Ouija a partir de 1890, después de haber creado una empresa para tal efecto. De hecho, fue él quien inventó el nombre, asegurando que era una palabra egipcia que significaba «mala suerte», eso sí, sin demostrarlo de ninguna manera.

tablero ouija
Un ejemplo de uno de los múltiples tableros Ouija que puedes comprar – Foto: Wikipedia

Años después la patente fue vendida a William Fuld, que siguió comercializando el tablero y que también dio una explicación más racional a su nombre. Según Fuld, Ouija era una combinación de las palabras sí en francés (oui) y alemán (ja).

La ouija en la antigüedad

Pero para darle más misticismo al origen de la Ouija, hay quien asegura que en la antigua Grecia ya se utilizaban instrumentos similares para contactar con el más allá. De hecho, Pitágoras sería uno de los personajes históricos que más se vinculan con el uso del tablero. También hay un sistema de adivinación árabe, la zairagia, que se practica pintando letras del alfabeto dentro de unos círculos que representan las esferas celestes y haciendo una serie de preguntas.

Cómo se utiliza la Ouija

En primer lugar, tenemos que saber cómo es un tablero Ouija. Aunque hay quien lo hace en un papel (habría que ver su efectividad), lo más indicado es hacerlo en una tabla de madera o plástico, para que pueda durar en el tiempo. En este tablero encontraremos un «sí» y un «no» en cada lado, arriba «hola» y abajo «adiós», y, en forma circular, las letras del abecedario. Los tableros Ouija también cuentan con los números del 0 al 9.

Para utilizar el tablero Ouija, debe haber un mínimo de dos personas en la sesión. No se recomienda hacerla estando enfermo y la gente de tu entorno debe ser de tu confianza. Los jugadores colocarán su dedo índice en un puntero movible, que generalmente es de forma triangular, aunque también se puede hacer con un vaso vacío.

A la entidad le haremos preguntas que tengan respuestas cortas, preferiblemente un «sí» o un «no». Nunca se debe dejar al espíritu llevar el puntero a los extremos del tablero. Si se mueve hacia los cuatro lados, el espíritu es malo, igual que si tiene tendencia a ir hacia el número 8.

Para abrir y cerrar la puerta a los espíritus, siempre debes pedir permiso a la entidad, y jamás se debe dejar la puerta abierta, ya que el espíritu se quedará allí contigo. Tampoco se recomienda hacer la Ouija en cementerios o lugares en los que haya habido experiencias traumáticas.

Por último, cuando no le vayas a dar más uso al tablero Ouija, debes romperla en siete partes, rociarla con agua bendita y quemarla, o se quedarán los espíritus para la eternidad.

Historias de terror relacionadas con la Ouija

Seguro que conoces de alguien que tiene un primo o un amigo que jugó con la Ouija y tuvo un desenlace fatal. Ya fuese por accidente fortuito, asesinato o enfermedad grave, pero, generalmente, todas estas historias terminan mal, y muchas se han convertido en leyenda urbana. Pero sí que es cierto que algunas historias son realmente terroríficas y dejan con la duda a quien las lee.

El caso relacionado con la Ouija más conocido en España es el famoso «caso Vallecas», el único expediente policial que recoge sucesos paranormales. Su protagonista, Estefanía Gutiérrez Lázaro, de 17 años, estuvo jugando a la Ouija con unos amigos en el madrileño barrio de Vallecas. Según algunos testigos, el vaso se rompió, salió un humo de su interior y se introdujo por los orificios de su nariz.

caso vallecas fotos
Imágenes de la vivienda donde tuvo lugar el conocido «Caso Vallecas» – Foto: comoacaba.com

El comportamiento de Estefanía comenzó a cambiar, a ser muy diferente a la chica que todos conocían. Semanas más tarde falleció en su hogar, y desde entonces comenzaron a sucederse fenómenos poltergeist, gritos y ruidos extraños que hicieron vivir a sus familiares un auténtico infierno.

Otra de las historias relacionadas con la Ouija que más repercusión tuvo fue el conocido como Poltergeist de Xirivella. Este caso tuvo lugar en 1999, cuando unos jóvenes de esta localidad cercana a Valencia estuvieron jugando con la Ouija. Golpes, ruidos, objetos que se movían solos… incluso una entidad llegó a manifestarse como «Satanás». Todo esto sucedió, aparentemente, tras una Ouija mal cerrada (de ahí la importancia de hacer las cosas bien), y el caso incluso llegó a las televisiones locales.

Lo curioso del caso es que, como en otras ocasiones, los sucesos extraños desaparecieron de repente. Nunca más se repitieron y nunca más supo la familia sobre ellos.

¿Qué dice la ciencia sobre la Ouija?

Evidentemente, la ciencia no avala ninguna situación paranoramal relacionada con la Ouija. Es más, diversos estudios certifican que es el propio cerebro humano el que provoca el movimiento del puntero hacia las letras.

Uno de los estudios fue llevado a cabo por el equipo de Marc Andersen de la Universidad de Aarhus (Dinamarca). Haciendo uso de de dispositivos de seguimiento ocular y análisis de datos, examinaron el comportamiento de 40 expertos en el uso del tablero Ouija. El análisis de datos concluyó que los participantes tenían la capacidad de predecir las letras mediante el el movimiento de sus ojos. Es decir, al menos uno de los participantes en cada pareja sabía hacia donde se dirigía el tablero. También concluyeron que los participantes que creían en la condición paranormal eran más propensos a informar de que la tabla se había movido sola.

Otro ejemplo viene dado por el profesor Larry Barrieau, que periódicamente practica un sencillo experimento con sus alumnos. Este profesor escoge a los alumnos que dicen creer en la Ouija y les piden que escojan un tablero para contactar con los espíritus. Una vez iniciada la sesión, les promete que toda la clase recibirá un sobresaliente si el tablero ofrece las respuestas correctas a sus preguntas. Eso sí, hay «truco», y es que los alumnos sujetarán una cartulina bajo su barbilla que les impedirá ver las letras y los números. Como podrás adivinar, ninguna respuesta tiene sentido, aunque todos tienen la sensación de que la ficha se mueve sin ser controlada por ellos.

El efecto ideomotor

Este fenómeno se conoce como efecto ideomotor, y básicamente consiste en que hay ciertas personas que, de forma involuntaria, mueven ciertas partes de su cuerpo. Estos movimientos pueden tener una conexión lógica con ciertas creencias, pero se expresan de manera inconsciente.

Como puedes ver, creer o no en la Ouija es algo que dejaremos a tu propia decisión. Ya has descubierto la historia de este juego, algunos casos paranormales y la opinión de la ciencia. Ahora es cuestión de que te lances a probar esta experiencia (siempre con la compañía de alguien experto en la materia) y nos cuentes tu experiencia.

Síguenos en Twitter (@OvnisYMisterio y @Monle85) y en Facebook (Dimensión Misterio).

Leave a Comment